Actualidad

Clínica San Miguel pone en marcha la unidad de hemodinámica, cardiología intervencionista y electrofisiología

13 noviembre, 2018
  • Con una inversión de 2 millones de euros, permitirá que se realicen intervenciones cardíacas percutáneas, es decir, procedimientos sin necesidad de cirugía cardíaca convencional.
  • Las nuevas instalaciones permitirán la realización de cateterismos cardíacos diagnósticos y terapéuticos, estudio de arritmias y procedimientos multidisciplinares que son requeridos para un tratamiento integral del paciente cardiológico.
  • Los cateterismos realizados a través de una punción de la piel en ingle o muñeca, resultan menos agresivos para el paciente, permiten una recuperación más rápida, con menos complicaciones que la cirugía cardíaca y con mejores resultados.

Clínica San Miguel ha puesto en marcha las nuevas instalaciones de la Unidad de hemodinámica, cardiología intervencionista y electrofisiología, que se dedicarán específicamente al tratamiento de pacientes con patología cardiovascular: coronaria, valvular, congénita y arrítmica.
La nueva unidad cuenta con un quirófano híbrido equipado con alta tecnología para ofrecer una calidad de imagen superior, permitiendo así la visualización con mayor precisión de las patologías cardiovasculares susceptibles de estudio y tratamiento.
El quirófano híbrido consiste en una sala de operaciones convencional equipada con un sistema de rayos X para la realización de cateterismos, con un sistema de fusión de imagen: resonancia magnética (RM), tomografía computarizada (TAC), ecografía y angiografía. De esta forma, es posible establecer un diagnóstico preciso gracias a la información suministrada en tiempo real para un tratamiento aislado o combinado de una o varias patologías en forma simultánea. En definitiva, esta combinación abre nuevas posibilidades terapéuticas y opciones de tratamiento con el correspondiente beneficio para los pacientes, tanto en términos de calidad como de seguridad.

El equipo de Clínica San Miguel está formado, entre otros, por el Dr. Mariano Larman, quien además es director de hemodinámica y cardiología intervencionista de Policlínica Guipuzcoa y fue elegido entre los 50 mejores médicos en España según la revista Forbes en 2017, y por el Dr. Román Lezáun, médico cardiólogo de Clínica San Miguel, especialista en hemodinámica y cardiología Intervencionista y exdirector del Área Clínica del Corazón del Complejo Hospitalario de Navarra y premiado recientemente en el Congreso de Intervencionismo Estructural en Frankfurt (Alemania); Apoyados por un eficiente equipo de enfermería así como por cardiólogos expertos en imagen, médicos anestesistas o intensivistas cuando la complejidad de los procedimientos lo requiere.

Desde su puesta en marcha, se han realizado varios procedimientos de alta complejidad a pacientes con angina de pecho, consolidando a la Clínica San Miguel como un centro de referencia para la atención cardiológica integral, incluyendo los procedimientos más novedosos e innovadores de intervencionismo percutáneo coronario y estructural.

Con una inversión de dos millones de euros, la Clínica San Miguel complementa así su oferta de servicios médicos, apostando por una atención sanitaria de calidad, con las últimas innovaciones tecnológicas que permiten una tratamiento más seguro y preciso.