Actualidad

Hablamos con el Dr. López Unzu, Anatomopatólogo en San Miguel

21 abril, 2014
«El que no sabe lo que busca, no entiende lo que encuentra». Con estas palabras, El doctor Antonio López Unzu, anatomopatólogo, nos explica más en profundidad los entresijos de esta rama de la medicina, la Anatomopatología. Con más de 10 años de experiencia en diferentes centros, y siempre a la observación de tejidos en el microscopio, nos explica la importancia de contar con una información lo más completa posible de las muestras a analizar para la más óptima interpretación de las mismas. El médico, que se incorporaba el pasado mes de febrero al laboratorio de anatomía patológica de Clínica San Miguel, destaca de este centro su rapidez y agilidad por la proximidad entre todos los profesionales y servicios. PREGUNTA: ¿Qué supone su interpretación de las muestras para el buen trabajo en su área? RESPUESTA: Hay un dicho, entre las personas que nos dedicamos a la Anatomopatología que dice exactamente: “El que no sabe lo que busca, no entiende lo que encuentra”. De nuestra respuesta (análisis de los tejidos) depende el tratamiento y diagnóstico más adecuado para el paciente. Por ello, es fundamental contar con el máximo de información para poder hacer una correcta interpretación de las muestras P: Por lo que dice, tiene que estar en contacto directo con el resto de médicos de Clínica San Miguel. R: Así es, nuestro área depende totalmente de ello. Y en San Miguel es mucho más sencillo, se agiliza mucho el proceso. La cercanía entre todas las áreas y el poder consultar al médico o persona responsable en todo momento las dudas que nos puedan surgir, facilita mucho la rapidez en el diagnóstico. La proximidad con el resto de profesionales nos asegura una buena información siempre. P: Tiene que trabajar con cualquier rama de la medicina, ya que no se dedica a las pruebas de una en concreto. R: Somos un servicio general, trabajamos con cualquier área de la medicina, con todos los servicios. La labor del patólogo debe estar muy coordinada con el resto de profesionales, por lo que se podría decir que somos una parte más de la cadena de diagnóstico. P: ¿Incluso con quirófanos? R: Por supuesto, con ellos también. En este caso, se trata de biopsias intraoperatorias. Desde quirófano nos mandan las muestras y en 5-10 minutos les damos el resultado. Éste es un proceso mucho más rápido, se utilizan otros elementos para agilizar el trabajo, la única desventaja es que hay que ser mucho más cuidadoso al observar las muestras porque no se ve tan claramente como en las pruebas que cumplen el proceso durante más tiempo. P: Se incorporaba en el mes de febrero a un laboratorio, que además, en menos de una semana, contará con un espacio ampliado, con respecto al que tenían anteriormente. R: Sí. En breves estaremos instalados en la planta baja del centro, como antes, pero con un laboratorio más grande, que nos permitirá un trabajo mucho más rápido y accesible, incluso. P: Si tuviera que contar a la sociedad en general, ¿a qué se dedica un anatomopatólogo, qué le explicaría? R: Resumiéndolo mucho, diría que un patólogo estudia el tejido al microscopio para ver las anomalías de las muestras recogidas. Trabajamos con todas las áreas y servicios de la medicina, colaborando en el proceso de diagnóstico de todo tipo de tejidos, desde infecciones, inflamaciones, tumores, malformaciones, citologías… Trabajamos sobre todo tipo de tejidos, todo necesita diagnóstico.