De nuestro Servicio de Medicina Preventiva y Chequeos

Captura-de-pantalla-2014-05-19-a-la(s)-10.29.10Clínica San Miguel dispone de una Unidad de Chequeos partiendo de la base de que una buena prevención es el mejor tratamiento, porque se anticipa a la enfermedad evitando males mayores y los riesgos de cualquier intervención posterior.

Los chequeos de Clínica San Miguel, se llevan a cabo generalmente en una sola mañana, de manera que se eviten nuevas visitas a la Clínica.

El contenido de los chequeos dirigidos a la población general depende de la edad y el sexo.

En varones, el chequeo básico consta de la consulta médica, la analítica general,  Rx Tórax, ECG y Eco Abdominal. A partir de los 45 años se incluye revisión urológica y PSA para el despistaje del cáncer de próstata. Según antecedentes familiares o personales del paciente se incluye también la realización de sangre oculta en heces y/o una colonoscopia.

_17W5806_sel(1)En mujeres al reconocimiento básico se añade una revisión ginecológica básica con citología y ecografía ginecológica. A partir de los 40 años o incluso antes si hay antecedentes familiares a esta revisión básica se añade la mamografía y de ser preciso ecografia de mama. A partir de la menopausia se incluye también la densitometría.

A estos programas generales hay que añadir programas específicos dirigidos  bien a la detección precoz de determinados tipos de cáncer (colon, próstata, mama, pulmón) bien a la valoración del riesgo cardiovascular mediante la realización de determinadas pruebas cardiológicas. (Prueba de esfuerzo, ecocardiograma…etc).

Mención especial merecen los reconocimientos dirigidos a deportistas  tanto amateurs como profesionales.

  • La prueba de esfuerzo (PE) tiene como objetivo principal detectar una posible cardiopatía isquémica: por lo tanto estaría indicada en los deportistas mayores de 35 años (sin olvidar que también se puede padecer este tipo de patología con edades más precoces).
  • El ecocardiograma (ECO) valora anatomía y función cardiaca: sería la prueba idónea en los menores de 35 años para detectar las causas que producen con mayor frecuencia la muerte súbita (también pueden padecer estas enfermedades cardíacas los mayores de 35 años si nunca han sido estudiados desde el punto de vista cardiológico).
Ver Unidad de Chequeos