Actualidad

Parotiditis o paperas: qué síntomas tiene y cómo puede prevenirse

27 febrero, 2018

La Parotiditis Epidémica conocida popularmente como Paperas es una infección vírica producida por el paramixovirus que afecta a las glándulas salivares, en especial a las glándulas parótidas que están ubicadas en los ángulos mandibulares justo por debajo de las orejas.

Epidemiología
Habitualmente se daba en niños entre 2-12 años, pero tras la introducción de su vacunación en el calendario su mayor frecuencia se ha trasladado a adolescentes y adultos jóvenes posiblemente por una disminución de la inmunidad con el paso del tiempo.

El período de incubación varía entre 12-25 días, por lo común unos 18 días. La persona infectada contagia desde 2-3 días antes hasta 9 días después de la aparición del cuadro. Esta enfermedad se transmite de persona a persona a través de las secreciones respiratorias eliminadas por una persona infectada al hablar, toser o estornudar, o bien por contacto directo con cualquier objeto contaminado con estas secreciones. Debido a su alto grado de contagio se recomienda no acudir a actividades colectivas como escuelas infantiles, gimnasios, etc…

Síntomas clínicos
Más o menos un tercio son asintomáticas, y en el 70% hay afectación bilateral. Suele cursar con inflamación de dichas glándulas parótidas así como en menor medida de las otras glándulas salivares, y ciertos síntomas generales como malestar general, cefalea, fiebre moderada, dolor abdominal, anorexia, …
Eventualmente,  los varones pueden presentar una orquitis (inflamación testicular), pero es raro que ocurra en menores de 10 años. La ooforitis en niñas es más rara.
Hay otra complicación menos frecuente que es la Meningitis Urliana que conlleva fiebre, cefalea, vómitos y rigidez de nuca. No suele tener la gravedad de las meningitis bacterianas. Al ser viral no tiene tratamiento específico sino medidas generales.

Prevención
La medida más eficaz es la vacunación mediante la vacuna triple vírica (TV) que incluye las paperas, rubéola y sarampión, y que se administra a los 12 meses y a los 3 años. La eficacia global de esta vacuna ronda el 95-99%, aunque es cierto que con la parotiditis disminuye esta eficacia a un 80%. Esta es la razón por la que cada 5-7 años se producen picos de afectación en la población.
Además de la vacuna podemos prevenir la enfermedad con otras medidas generales como extremando la higiene y lavándonos las manos con agua y jabón, así como otros objetos comunes y no compartir vasos y cubiertos.

Tratamiento
No existe tratamiento curativo, aunque algunos medicamentos nos pueden ayudar a aliviar los síntomas, como el paracetamol o el ibuprofeno.

Dr. José Luis Irizar, jefe del Servicio de Pediatría, Clínica San Miguel Pamplona